¿reciben tus clientes
el mensaje correcto?
Un concepto confuso, un nombre mal escogido o un color inapropiado, pueden trasladar una mala imagen de empresa.

Es necesario tener una imagen corporativa clara para que los clientes puedan identificarse de forma correcta con la filosofía que la compañia quiera transmitir, una inversión muy pequeña de la que obtendrás un gran beneficio.

   twitter facebook